SEGUIMIENTO

CASO REAL: LA IMPORTANCIA DEL SEGUIMIENTO Y MANTENIMIENTO DE LAS INSTALACIONES SOLARES

Tras la finalización del proceso de instalación y puesta en marcha de una planta fotovoltaica no debemos olvidarnos de ella. Hay que cuidar la instalación fotovoltaica para asegurar su máximo rendimiento durante toda su vida útil.

 

Seguimiento y mantenimiento de las instalaciones solares

El seguimiento y mantenimiento de una instalación solar es clave para garantizar su correcto funcionamiento, anticiparnos a cualquier avería, asegurar su máxima producción y alargar su vida útil.

 

Software de gestión energética

Departamento Konery 360º

Nuestro departamento Konery 360º, formado por un equipo de expertos, vela por ti y por tu instalación comprobando en tiempo real el estado de tu instalación.

Gracias al último software del mercado monitorizamos tu instalación, lo que nos permite controlar que ocurre en todo momento, detectar averías y sacar el máximo rendimiento.

Mantenimiento y limpieza de la instalación

Limpieza de módulos solares Limpieza de módulos fotovoltaicos

Debido a las inclemencias meteorológicas sedimentos como el polvo, la tierra o el barro se pueden acumular sobre los paneles solares. Esto puede ocasionar la disminución de la producción energética de las instalaciones solares.

Para evitar que una instalación disminuya su rendimiento es de vital importancia realizar un mantenimiento y una limpieza de la misma al menos cada 6 meses.

Durante los mantenimientos comprobamos de manera exhaustiva el estado de los paneles, de la estructura, el cableado, así como las conexiones de los inversores con la instalación eléctrica de la industria o del edificio.

Revisamos la existencia de puntos calientes y otras posibles fallas de la instalación mediante la última tecnología de termografía y termografía dron.

Y por último, limpiamos a fondo cada panel con hidrolimpiadoras a rodillo adecuadas para dejarlos relucientes sin dañarlos.

Detección con termográfía de panel dañado

Caso real: detección, aviso y solución

Con la intrusión masiva de calima (polvo subsahariano) durante el primer fin de semana de febrero de 2021, todo el Este peninsular amaneció bajo un manto ingente de tierra rojiza.

Este arena del desierto afectaba al rendimiento de las instalaciones solares al hacer de barrera entre los rayos del Sol y el propio panel.

Es un ejemplo extremo de como los sedimentos o la suciedad puede afectar al rendimiento de una instalación fotovoltaica.

Lo vemos en cifras:

Analizamos los datos de producción de una instalación un día soleado antes de la intrusión de este polvo. El día 5 de febrero de 2021:

                                             Producción de una instalación solar el 05/02/21 a las 13:00 h

Observamos que la potencia proporcionada por la instalación fotovoltaica a las 13:00 horas es de 167,41 kW.

Ahora, comparamos los datos de este día con el día posterior, en el que nos afectó la calima, a la misma hora. El 6 de febrero de 2021:

                                                Producción de una instalación solar el 06/02/21 a las 13:00 h

Observamos que la potencia proporcionada por la instalación fotovoltaica es de 146,73 kW. Esto nos indica que la capa de tierra sobre los paneles ha reducido la potencia que provee la planta solar en 21,04 kW, lo que supone una merma del 12,57 %.

Tras detectar esta pérdida de rendimiento, por el equipo de seguimiento y monitorización que forman el departamento Konery 360º, se procede a la realización del mantenimiento correctivo para eliminar ese obstáculo o suciedad, mediante la limpieza exhaustiva de los módulos fotovoltaicos.

Tras llevar a cabo el mantenimiento, la limpieza y eliminación de la tierra, los datos de producción fueron los siguientes, el día 11 de febrero de 2021:

                                              Producción de una instalación solar el 11/02/21 a las 13:00 h

Como se aprecia, la potencia proporcionada por la instalación fotovoltaica para las 13:00 horas ha aumentado en 31,43 kW (un 21,47%).

Comprobamos que, no solo la producción ha aumentado si la comparamos con la producción de los módulos con calima, sino que ha aumentado también con los registros de los días anteriores a la llegada de esa tierra.

Lo que nos demuestra:

  • Por un lado, la importancia de llevar un correcto seguimiento, para detectar y analizar como afecta cada uno de los acontecimientos atmosféricos que se producen (en este caso la lluvia de arena) y corregir ese obstáculo lo antes posible
  • Por el otro, la importancia de un buen mantenimiento para cuidar y limpiar los módulos fotovoltaicos para que rindan al máximo y duren en un estado óptimo durante toda su vida útil.

Destacar aquí que la producción de la instalación irá mejorando, puesto que la radiación va a ser mayor debido al alargamiento de los días durante los próximos meses.