El Consejo Europeo aprueba la reducción del consumo de gas